¿Cómo Lograr que Tu Pomerania deje de Ladrar?

perro Pomerania no deja de ladrar

¿Quieres que tu Pomerania deje de ladrar? Si eres dueño de un Pomerania y has notado que tiende a ladrar con demasiada facilidad, esta guía es para ti. Aprenderás cómo ayudar a disminuir el ladrido de tu Pomerania para que tengas una mejor relación con tu mascota.

Los Pomerania son una excelente compañía, se caracterizan por ser muy pequeños, cariñosos y alegres. Estas cualidades se unen a otra característica: adoran ladrar. Si no aprendes a entrenar a tu mascota, es una tarea complicada, pero con un poco de paciencia y constancia, serás capaz de lograr que tu Pomerania deje de ladrar.

Índice
  1. Causas por la que un Pomerania no para de ladrar
  2. Golosinas o premios para tu Pomerania
  3. Entrena Tu Pomerania para que deje de Ladrar
  4. El método de interrupción y redirección
  5. El método de la pared invisible
  6. El método Be Quiet
  7. Video Pomerania ladrando
  8. Conclusion: Pomerania Ladra mucho

Causas por la que un Pomerania no para de ladrar

La primera clave para lograr que tu Pomerania deje de ladrar es comprender el motivo de sus ladridos. Tu perro puede ladrar por distintas razones, como terror, aburrimiento o ansiedad. Comprender el motivo es la clave para que puedas comenzar el entrenamiento. Si el motivo es la ansiedad, es importante que tu perro se sienta protegido. Si el motivo es el aburrimiento, mejora la rutina diaria para abastecer lo que necesita tu mascota.

causas por las que un perro no para de ladrar

Pueden ladrar con frecuencia por varias razones, incluyendo:

  1. Aburrimiento o soledad: Esto ocurre cuando no recibe suficiente estimulación física y mental, y puede comenzar a ladrar para llamar la atención. En este caso, recomendamos ponerle la correa y salir a pasear.
  2. Protección: Los Pomerania son perros de guardia naturales y pueden ladrar para alertar a su dueño de la presencia de extraños o animales.
  3. Ansiedad: Otra causa es la ansiedad por separación, entonces el perro ladrará excesivamente cuando su dueño se va de casa.
  4. Enfermedad: Si un Pomerania está enfermo o en dolor, puede ladrar con más frecuencia que lo normal.
  5. Condición de crianza: Cuando el animal ha sido criado para ladrar con frecuencia, puede continuar haciéndolo incluso después de ser adoptado.

Golosinas o premios para tu Pomerania

Entrena Tu Pomerania para que deje de Ladrar

Uno de los mayores desafíos para que tu Pomerania no ladre es la paciencia. El entrenamiento lleva tiempo, por lo que es importante remarcar la importancia de la constancia. Aquí hay algunos consejos para entrenar a tu Pomerania para que deje de ladrar:

Utiliza Palabras Cortas y Precisas

Cuando regañes a tu Pomerania para que deje de ladrar, utiliza palabras cortas pero precisas para que tu mascota entienda el mensaje. Por ejemplo, utiliza un comando como "CALLA" o "SILENCIO". Una vez que tu Pomerania se detenga, recompensarlo con una golosina especial para perros. De esta manera, tu perro entenderá que cuando escucha ese comando, debe dejar de ladrar.

Evita Golpear al Animal

No golpear al animal para que deje de ladrar, no es una buena táctica. Esto tan solo hará que tu perro se asuste y se sienta inseguro. Lo mejor es hacer ejercicio con tu Pomerania, para que se canse y se libere de la energía acumulada.

Mantén la Calma

Es fácil perder la paciencia cuando nos encontramos con situaciones como el ladrido incesante de nuestros perros. Sin embargo, es importante mantener la calma y ser asertivos. Si le dices unas palabras tranquilas a tu perro, tu mascota entenderá que algo está mal.

Ofrece Recompensas

Es importante recompensar el buen comportamiento de tu Pomerania. Cuando tu perro deje de ladrar, felicítalo y entregale un bocadillo. De esta manera, tu mascota entenderá que el silencio siempre es la mejor opción.

trucos para que un Pomerania deje de ladrar

El método de interrupción y redirección

  1. Utiliza un juguete atractivo como distracción: Selecciona un juguete que capture la atención de tu perro y al cual no tenga acceso normalmente, como un juguete chirriante.
  2. Practica el "corte de ladrido": Haz que tu perro ladre algunas veces, llamando a la puerta o a la pared, antes de intervenir.
  3. Interrumpe los ladridos con una orden conocida: Utiliza una orden que ya conozca tu perro, como "sentado", para interrumpir los ladridos.
  4. Redirige la atención de tu perro: Una vez que hayas interrumpido los ladridos con la orden "sentado", dale el juguete seleccionado como recompensa para que se centre en algo más.
  5. Sé consistente: Utiliza la misma secuencia de acciones cada vez que tu perro empiece a ladrar, para que entienda cuándo debe callarse. Es importante ser consistente con este entrenamiento para ayudar a mejorar el comportamiento de tu perro.
perro Pomerania ladra mucho

El método de la pared invisible

  1. Mantén la calma cuando tu Pomerania comience a ladrar: Es importante que muestres a tu perro que los ruidos fuertes y otras cosas que lo hacen ladrar no son un problema. Si comienza a ladrar, mantén la calma y relájate. No alces la voz ni le hagas saber que estás frustrado.
  2. Crea un "muro invisible" Colócate frente a tu Pomerania y no te muevas: Si es posible, da la espalda a lo que esté causando que tu perro ladre, como otro perro o un visitante. Esto demuestra a tu perro que no te sientes amenazado por lo que le molesta.
  3. Corrige el comportamiento del perro: Una vez que hayas creado el "muro invisible", elige una forma de corrección para demostrarle que tienes el control. Puedes utilizar un sonido, una mirada severa o una corrección física suave, como una palmadita o un beso.
  4. Permanece inmóvil: Tu Pomerania puede detenerse por un momento en respuesta a tu corrección y luego volver a ladrar. Permanece inmóvil hasta que tu perro se relaje completamente y se dé cuenta de que ladrar no es la respuesta adecuada.
  5. Recompensa por cumplir las normas: Una vez que tu Pomerania se haya calmado, puedes recompensarlo dándole una golosina o mostrándole afecto físico. Hazlo cada vez que comience a ladrar para demostrarle que no tiene nada que temer y que tú tienes el control.
método para que un Pomerania deje de ladrar

El método Be Quiet

  1. Identifica los desencadenantes de los ladridos de tu cachorro de Pomerania: Conocer las causas que provocan los ladridos de tu cachorro te ayudará a erradicar este comportamiento indeseado. Si eres capaz de identificar estos desencadenantes, ten a mano golosinas para recompensar al cachorro cuando obedezca la orden de "cállate".
  2. Mantener una actitud tranquila ante esta situación es fundamental, ya que le demuestra al cachorro que no estás interesado en provocarlo.
  3. Utiliza la orden "cállate" junto con una golosina. Dile a tu cachorro Pomerania que se calle y coloca una golosina debajo de su nariz. La mayoría de los Pomeranias intentarán olisquear o lamer la golosina inmediatamente y dejarán de ladrar. Elogia a tu cachorro cuando deje de ladrar.
  4. Pide un momento de silencio: No le des la golosina inmediatamente. Si utilizas esta técnica por primera vez, espera tres segundos antes de recompensar al cachorro con la golosina. Esta pausa ayuda al cachorro a aprender que la recompensa es el silencio, no los ladridos.
  5. Aumenta gradualmente el tiempo de espera: En un primer momento, haz esperar al cachorro sólo tres segundos antes de darle la golosina. Luego, hazle esperar seis segundos, luego nueve, y así sucesivamente. Con paciencia y tiempo, podrás llegar a esperar varios minutos antes de recompensar al cachorro. Con esto, lograrás mantener los ladridos de tu cachorro Pomerania bajo control.

Video Pomerania ladrando

Conclusion: Pomerania Ladra mucho

Si quieres lograr que tu Pomerania deje de ladrar, recuerda seguir estos consejos. Primero, comprende el motivo detrás de sus ladridos. Luego, entrena a tu mascota con paciencia y constancia. Utiliza comandos simples y cortos para que tu perro entienda el mensaje. Evita golpearlo para que deje de ladrar, en lugar de eso, haz ejercicio con tu perro para reducir su estrés. Y, por último, ofrece recompensas cuando tu Pomerania se comporte y deje de ladrar. Con estos consejos, tu Pomerania no tardará en dejar de ladrar.

Una gran opción para completar este post, es leer el artículo sobre ejercicio para pomerania. El movimiento es una buena terapia para el exceso de energía y ansiedad. Y si no es suficiente para tí, pasate por el post sobre los problemas con los mordiscos de los cachorros Pomerania.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario y para recopilar información sobre el tráfico y la interacción de los usuarios en el sitio. Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en tu ordenador o dispositivo móvil cuando visitas un sitio web. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de privacidad. mas información